Alcohol y menores de edad

El consumo de bebidas alcohólicas por parte de menores de edad es motivo de preocupación en el mundo y constituye una problemática que se agrava a través del tiempo, como lo señalan estudios internacionales y locales.

En República Dominicana la edad legal para adquirir y consumir bebidas alcohólicas es a partir de los 18 años. Sin embargo, en violación a la ley, es conocido que menores de edad ingieren bebidas alcohólicas en distintos contextos.

Atendiendo a nuestra responsabilidad dentro del sector, en Cervecería Nacional Dominicana hemos desarrollado a través de los años campañas y programas que promueven el consumo responsable de nuestros productos. Estas iniciativas incluyen acciones que buscan prevenir el acceso de menores de edad a este tipo de bebidas, como cumplimiento legal (ley 136-02, Art. 22) y como labor de conciencia. Nuestras acciones incluyen campañas de señalización en más de 16 mil puntos de venta que, bajo la consigna "No vendemos alcohol a menores de 18 años: protegemos a los menores por conciencia y por ley", instruimos a dueños de negocios de expendio de bebidas alcohólicas acerca de su responsabilidad de cara a esta realidad. De igual modo, a través del programa de tours a nuestra planta, instruimos a distintos públicos, entre ellos también dueños de negocios, acerca de la importancia de proteger a los menores de edad del acceso a bebidas alcohólicas.

En cuanto al rol del sector en un sentido más amplio, la Asociación Dominicana de Fabricantes de Cerveza (ADOFACE), de la cual somos miembros activos, posee y promueve un código de autorregulación que reúne los principios y normas que enmarcan las prácticas del mercadeo y la publicidad responsables de sus productos. De cara a la protección de los menores de edad, el código de autorregulación señala: "Adoface cree firmemente que los menores de edad no deben adquirir ni tomar bebidas alcohólicas. Todos los actores que intervienen en la cadena de distribución y venta de cerveza y bebidas alcohólicas tienen que cumplir con la ley y con la conducta moral, por lo que no deben, bajo ninguna circunstancia, facilitar el acceso al consumo de alcohol a menores de 18 años".

Para lograr esta meta, se requiere un pleno conocimiento por parte del sector, las autoridades y las familias, de los riesgos específicos del consumo de alcohol por parte de menores de edad.